AMUSE BOUCHES, DE ÉLODIE FRÉGÉ: VÉNDAME LOS OJOS QUE QUIERO ESCUCHARLA.

en NEWS por
ÉLODIE FRÉGÉ002LO+
AMUSE BOUCHES, DE ÉLODIE FRÉGÉ

Llevo muchos días escuchando el nuevo lanzamiento de Élodie Frégé, “Amuse Bouches” y es tiempo más que de sobra para comentaros canción por canción cual es mi impresión del último trabajo de una mis “francesitas” preferidas:

Amuse Bouches fue lanzado el 24 de Junio de 2013 y es un disco con unos sonidos agradablemente elaborados, un exceso de sensualidad en la voz de Élodie y unos ritmos muy bailables rozando lo erótico en algunos temas. Pero, ¿qué podríamos esperar tratándose de una de las voces francesas más deseadas del momento? A mi al menos, me encanta.
Pero vamos tema por tema:

Comenzamos con “Une plage”, una “cancioncilla” fácil pero muy agradable al más puro estilo Élodíe. Acompañada por una guitarra española y poco más “Une plage” es un tema muy agradable y muy relajante, una balada casi a ritmo de bolero, o un bolero suave de lo más sensual. Dejamos los ritmos suaves de “Une plage” para “meternos de lleno” en algo más “movidito” al más puro estilo “ye-ye”., Una canción que parece sacada de los sesenta y que bien podría servir de banda sonora para una “peli” de 007, se trata de “Comment T’appelles-tu ce matin?” y para mí es una de las cuatro o cinco canciones buenas del disco.

“Mes Bas” comienza un poco “rarito” pero al cabo de unos segundos nos damos cuenta que es uno de los mejores temas del disco. Es difícil de encasillar, pero el acompañamiento de bandoneón es realmente genial, y le da un toque muy parisino, que me encanta. Un tema un tanto experimental pero muy bien ejecutado que te agradará en modo creciente cuanto más lo escuches.

“Pique-Nique sur la lune” es algo así como la continuación del segundo tema pero muchísimo más sensual y con un “ritmillo” de tango parisino que se balancea a izquierda y derecha de nuestros auriculares. Muy buena. “La fille qui fait Tchic ti tchi” no me termina de convencer. Es una canción etérea que se queda a medio camino de todo. La voz de Élodíé  es demasiado susurrante (lo es en todo el disco), y la instrumentación parece un ir y venir de mosquitos “cojoneros”. No me gusta nada.

“Dans L’escalier” mejora un poco lo anterior, pero sigue siendo una cancioncilla monótona, de corte misterioso, totalmente cabaretera que no aporta nada de emoción, de chispa, de ritmo. Escuchándola me imagino al inspector Gadget o a la pantera rosa. No me inspira. Y vamos ahora con “Garce Carbonique”. ¿Que digo? Pues que tampoco me gusta, es una de esas canciones que están ahí por rellenar el hueco en el disco.

“Ta Maladie” si es una buena pieza, vuelven los ritmos bailables de temas anteriores y aunque la canción no tiene la fuerza de “Mes Bas” en conjunto es “escuchable” y agradable, sin mucho más. “Ma langue au chat” es un temilla pop desenfadado sin muchas pretensiones que resulta cómodo de escuchar. Nada del otro mundo, “musiquilla” para acompañar mientras estás tomando el “vermouth”.

“Ma Bouche” tampoco me gusta, en general, aunque hay algunos momentos de la canción en que parece que podría haber sido “otra cosa” pero el resultado final es extraño, con un ritmo un tanto machacón en un conjunto soso y unos estribillos poco agraciados. Y terminamos con “Tu Veux ou tu veux pas” algo así como el “vogue” de Madonna pero al más puro estilo francés. Esta es buena aunque sin pasarse, ritmo sensual y bailable aunque debieran haberse ahorrado la voz masculina, que es un horror.
Para mi el álbum podría haber dado muchísimo más de si, al final se salvan cuatro o cinco canciones, tres de ellas bastante buenas, pero mucho relleno y mucho susurro de Élodié. Le pongo un seis, quizás un siete, y creo que estoy siendo generoso.

Si quieres un post patrocinado en mis webs, un publireportaje, un banner o cualquier otra presencia publcitaria, puedes escribirme con tu propuesta a johnnyzuri@hotmail.com

Deja un comentario