DE BAÑERA A DUCHA

en BLOG/COSAS/VARIOS por

DE BAÑERA A DUCHA – Y cristales como separadores de espacios

Actualmente hay multitud de tipos de lavabos que se ajustan a cualquier clase de necesidad, adaptándose a toda clase de baños, sea cual sea el espacio utilizable. Cambiar la bañera por el plato de ducha, dividir la ducha o bañera del resto del cuarto de baño por medio de un cristal facilita explotar mejor el espacio en el cuarto de baño. Puede que a las familias con niños les compensará tener una bañera, pero seguro que al resto no.

Virtudes y problemas de la bañera

¿A quién no le agrada gozar de un baño con espuma mientras escuchas música de fondo? Darse un baño relajante es algo que solo tenemos la posibilidad de gozar si tenemos una bañera en el cuarto de baño. Pero es injusto y no muy recomendable por muchas cosas. Se gasta muchísima agua. Que no es gratis ni abunda, por lo que es insolidario y perjudicial para nuestra economía familiar y la del resto de la sociedad. Y ocupa mucho espacio en nuestro baño, que puede que no sea demasiado grande. Así es que si aún no te has decidido entra en bañeraporducha.com y cuando veas lo decorativas y prácticas que son, ya estarás formándote una opinión sensata.

Para la gente con movilidad reducida la bañera es un obstáculo. Puede que al subir la pierna tengan un accidente. La proporción de agua para bañarse es muy superior que la que usamos para ducharnos, y eso se reflejará en la factura.

DE BAÑERA A DUCHA

Lo bueno de la ducha:

El espacio que se necesita para disponer un plato de ducha es bastante menor. Resultan mas correctas en espacios pequeños. Es viable hallar modelos de ducha diversos, lo que facilita adaptarlas con simplicidad a un espacio preciso. El ahorro de agua cuando renunciamos a bañarnos es muy destacable. Proporcionan una mejor disponibilidad. Hay duchas a ras de suelo que hacen más fácil el aseo de personas con movilidad reducida y también personas ancianas.

A priori, la ducha es la preferible opción cuando se tiene poco espacio. La bañera, en cambio se ve la preferible opción para esos que tiene niños, mascotas o priorizan los baños más allá de que generen superiores gastos.

Ambas configuraciones, no obstante,, no son incompatibles. Si el cuarto de baño es lo bastante grande, tenemos la posibilidad de disponer ambas: ducha y bañera. Tampoco tendríamos que seleccionar entre una y otra si poseemos dos cuartos de baño o un cuarto de baño y un aseo lo suficientemente grande.

No es necesario invertir bastante dinero  y ahorra agua y energía. Una ducha de 5 minutos consume unos 100 litros de agua, además de la energía que se requiere para calentarla. Por contra, llenar la bañera puede suponernos un gasto de hasta 270 litros de agua, tres veces más. ¡Ahí es ná!

DE BAÑERA A DUCHA

En un día se puede cambiar la bañera por ducha.

Una vez decididos tendremos que sopesar que la ducha sea antideslizante, para evadir accidentes y caídas, un plato de ducha cuadrado o de cuarto de círculo, el material (cerámica, acrílico, piedra natural…)

Los platos de cerámica o gres son los más económicos. El acrílico resulta más fuerte, aunque también más caro. La piedra natural puede ser de pizarra, mármol o granito.

La mampara resulta primordial para que el agua no se salga cuando te duchas. Los requisitos indispensable que debe cumplir una mampara son que el material, por ejemplo el vidrio templado, sea de seguridad. Comúnmente los encontramos de 6, 8 y 10 mm de espesor. Ha de tener junta estanqueidad con cierre magnético para evadir que se salga el agua. Y estaría muy bien que cuente con un sistema antical y antisuciedad.

Si cambias la bañera por un plato de ducha, ganarás en tranquilidad, espacio y ahorrarás mucha agua y energía.

Hasta el espacio más chico puede estar lleno de encanto si sabes integrar bien los elementos apropiados. Para conseguirlo hay que saber jugar con la apariencia de colores, texturas o accesorios. Para que tu pequeño baño brille con luz propia la iluminación ha de ser muy efectiva. Una aceptable instalación eléctrica, con los puntos de luz apropiados y los sitios indicados, nos ayudará a dotar al baño de una luminosidad con la capacidad de maximizar la percepción espacial.

DE BAÑERA A DUCHA

Transparencias y espejos

Uno de los elementos más efectivos para lograr que un baño pequeño parezca más grande es ubicar espejos. El reflejo de su área no sólo potenciará la luminosidad de la estancia sino que, además, añadirá hondura al grupo. Tampoco está de más que optemos por las transparencias. Una mampara que permita la continuidad visual en toda el área o un mobiliario de cristal nos ayudarán a hacer efectos ópticos que maximicen las dimensiones.

Los complementos y las proporciones

Seguro que has soñado en algún momento con tener un spa en el hogar o una cabina de ducha fantástica. Pero puede que el hándicap del espacio nos haga volver al mundo real. Escojamos piezas con la lógica de la proporcionalidad y prescindamos de todo aquello que, sin cumplir un papel esencial, merme la movilidad interior. Para añadir encanto siempre podemos integrar entre las ideas para reformar nuestro baño pequeño, unos grifos modernos y distinguidos, unas lámparas con encanto, o uno cuadros para las paredes.

Si quieres un post patrocinado en mis webs, un publireportaje, un banner o cualquier otra presencia publicitaria, puedes escribirme con tu propuesta a johnnyzuri@hotmail.com JOHNNY ZURI - EL BLOOGER DE LOS ABUELOS QUE BUSCAN INFORMACIÓN IMPARCIAL