Claves para entender una mijilla que es el universo

en ASI FUE por

El cosmos es todo: es el sitio donde vivimos. Es uno de los mayores misterios sin solucionar. Es el todo para nosotros y es, a la vez, la nada. Un sitio en donde todo cambia y del que sabemos bastante poco.

Esto es lo poco que sabemos:

Estaba caliente cuando era joven…

La teoría más admitida sobre el origen del cosmos es la del Big Bang, si bien nadie sabe precisamente qué fue lo que produjo este estallido, parece ser que el cosmos estaba muy caliente en el instante del estallido y se iba enfriando conforme se expandía. Un minuto después del Big Bang, se calcula que la temperatura era de mil millones Kelvin.

Según envejece, el cosmos se enfría.

Distintas observaciones en galaxias lejanas han probado que el cosmos se está expandiendo a pasos desmedidos. Otros datos prueban que gradualmente se va enfriando, con lo que se puede llegar a estimar que el fin del cosmos se va a dar cuando este se congele.

El cosmos puede tener un diámetro de ciento cincuenta mil millones de años luz. Si bien parece ser que se expande poco a poco. Y se está expandiendo a una velocidad cada vez mayor.

El cosmos tiene una edad de trece mil setecientos millones de años. Esta medida se hace basándonos en la radiación galáctica de fondo y solo tiene un 1 por ciento de precisión. Métodos más viejos medían la exuberancia de núcleos radioactivos y se hacían observaciones en cúmulos globulares de las estrellas más viejas.

El cosmos es plano.

Basándonos en la teoría de la relatividad de Einstein hay solo 3 formas que puede tener el universo: abierta, cerrada y plana. Las mediciones han confirmado que, ciertamente, es plana. Combinando geometría y la idea de la llamada materia oscura se llega a la conclusión de lo más probable es que el cosmos llegue a un fin a través de la congelación.

Estructuras a gran escala del cosmos

Si tenemos en consideración solo las grandes estructuras del cosmos, está formado por filamentos huecos, supercúmulos y conjuntos de galaxias. Estos supercúmulos forman una parte de las paredes, que por otro lado son una parte de los filamentos. Estas agrupaciones de cosas y vacíos se debe a la diferencia de temperatura al producirse el cosmos.

Una enorme proporción de lo que se componen las cosas no la podemos ver

La luz, las ondas de radio o bien los rayos X son cosas que nos dejan ver una parte del cosmos, pero la verdad es que la mayor parte todavía nos está oculta. Fenómenos como los cambios en la temperatura, las velocidades orbitales o bien la velocidad de rotación de las galaxias son la prueba de que eso que no vemos está ahí, que la materia oscura existe.

No hay un centro del cosmos

No es ni la Tierra, ni ningún otro planeta, galaxia ni nada. El cosmos no tiene centro, y si lo tuviese no sería ni nuestro planeta ni nuestra galaxia.

Las galaxias procuran separarse lo más posible la una de la otra

Las galaxias se separan la una de la otra a un ritmo cada vez más acelerado, lo que nos lleva a la conclusión de que, seguramente, el cosmos podría terminar en el llamado Big Rip, un desgarro del mismo. Los científicos que creen en este final lo fundamentan en la idea de que esta expansión no va a poder seguir para siempre.

Para comprender el cosmos, debemos comprender lo más pequeño

Según los científicos investigaban el Big Bang, se dieron cuenta que cuanto más atrás iban en el tiempo, se encontraban con un cosmos más pequeño, más caliente y más espeso, regido por energías exageradamente altas. Estas condiciones se dieron en el campo de la física de partículas, por ende, para comprender el cosmos, se deben comenzar a estudiar en profundidad las cosas más pequeñas del mismo.

Si quieres un post patrocinado en mis webs, un publireportaje, un banner o cualquier otra presencia publicitaria, puedes escribirme con tu propuesta a https://paysuites.me/blogsdejohnnyzuri/

Deja un comentario