CURAR EL TRASTORNO OBSESIVO COMPULSIVO CON HIPNOSIS

en BLOG/NEWS/PA QUE LO SEPAS por

Curar el trastorno obsesivo compulsivo con hipnosis

El trastorno obsesivo compulsivo o TOC, es un tipo de trastorno que se deriva de la ansiedad. Su principal característica es que suele afectar a personas muy inseguras de sí mismas y de todo lo que los rodea, y poseen grandes preocupaciones y miedos profundos.

Generalmente los trastornos obsesivos compulsivos se asocian a diversos problemas psicológicos como la depresión, fobias, baja autoestima, trastornos alimenticios, abuso de alcohol o drogas, sentimientos de culpa, entre otros.

Un trastorno obsesivo compulsivo se diferencia del resto de los trastornos de ansiedad porque presenta obsesiones (pensamientos repetitivos en la mente inconsciente y que perturban a quien padece esta patología) y compulsiones (acciones o comportamientos que se realizan para controlar las obsesiones).

Esto quiere decir que, por ejemplo, si una persona tiene miedo a los gérmenes (obsesión), su compulsión será la de lavarse e higienizarse la parte del cuerpo que se encuentra vulnerable a estar en contacto con las temidas bacterias.

Es importante destacar que tanto las obsesiones como las compulsiones resultan incontrolables para quien sufre de trastorno obsesivo compulsivo. Esto se traduce en una “pérdida del control” de su propia vida, la cual se ve completamente afectada por la patología.

Todo aquello que se haga o deje de hacer durante el día estará directamente relacionado con las obsesiones y compulsiones, tomando éstas el protagonismo. Por ello resulta imperante tratar este trastorno desde el primer momento que hace su aparición.

Tipos de TOC

Las obsesiones más comunes suelen estar relacionadas con la organización, la limpieza y la necesidad de comprobar ciertas cosas (si se cerró la puerta con llave o si las luces quedaron encendidas, por ejemplo).

Entre los ejemplos de trastornos obsesivos-compulsivos encontramos unos que la mayoría de las veces pasan desapercibidos entre síntomas de estrés y nerviosismo:

  • Tricotilomanía: Consiste en arrancarse el cabello frenéticamente
  • De excoriación: El individuo se rasca la piel de manera compulsiva
  • Acumulación: Guardar objetos materiales sin ningún tipo de valor
  • Dismorfia corporal: La preocupación excesiva por el aspecto físico

Sin embargo, también hay quienes se obsesionan con su propia respiración y el ruido que esta hace, repiten frases continuamente en su cabeza, temen hacerle daño a las personas que los rodean, etc. El mundo de las obsesiones es infinito.

El mejor tratamiento

Aunque son diversos los tratamientos que existen para tratar esta patología (psicoterapia, terapia cognitivo conductual e incluso fármacos para la ansiedad), está comprobado que se puede curar el trastorno obsesivo compulsivo con hipnosis.

La hipnosis es un método que usan cada vez más psicólogos alrededor del mundo, y que debe su popularidad a los grandes resultados que ofrece a quienes se deciden a eliminar los trastornos obsesivos compulsivos con él.

Como ya mencionamos anteriormente, las obsesiones tienen lugar en la mente inconsciente del individuo y es por ello que la hipnosis resulta tan efectiva: con ella se logra que la mente se torne receptiva y admita modificaciones en los pensamientos y conductas.

Algunos de los beneficios de tratar con Hipnosis para el trastorno obsesivo Compulsivo son los siguientes:

  • Logramos obtener información que se encuentra “escondida” en el subconsciente, y que nos sirve de mucha ayuda para comprender cuáles los las causas del TOC
  • Es posible eliminar las creencias que nos muestran como un ser incapaz de controlar los síntomas del TOC
  • Permite la modificación y erradicación de pensamientos y recuerdos negativos, de manera que podemos “comenzar de nuevo” respecto al tema de las obsesiones y compulsiones
  • Se incrementa la autoestima, por lo que podemos enfrentarnos ante cualquier problema o circunstancia que se nos presente
  • Se mejora nuestra relación interpersonal. Todo sentimiento negativo es desechado y sustituido por información positiva que sirve de motivación para lograr los objetivos propuestos

Las personas que poseen un trastorno obsesivo compulsivo tienden a experimentar cambios negativos en los diversos aspectos y ámbitos de su vida: personal, relaciones sociales, desempeño laboral, entre otros.

Y es que la lucha interna por controlar las obsesiones es lo que ocasiona la aparición de las compulsiones, las cuales lo único que hacen es empeorar la situación. Ya en este punto el paciente se convierte en víctima de una patología que se adueña de su vida y comienzan los síntomas de ansiedad y depresión.

Si quieres un post patrocinado en mis webs, un publireportaje, un banner o cualquier otra presencia publcitaria, puedes escribirme con tu propuesta a johnnyzuri@hotmail.com

Deja un comentario