Relajarse en Auckland

en LUGARES por

Auckland – es hora de relajarse

No hay nada más relajante que Auckland. Para comenzar bien el día, un despertar espiritual participando en una liturgia practicada por maoríes a lo largo de miles y miles de años. Efectuada en las riberas del puerto de Waitemata al amanecer, la liturgia del amanecer de Tamaki Hikoi, Ra Karakia anuncia el inicio de un nuevo día con una bendición y los sonidos de la putatara, un cuerno de madera tallada.

Una experiencia cultural de un tipo diferente se puede tener en la premiada Galería de Arte Auckland Toi o bien Tamaki en Wellesley Street en el corazón de la urbe. El Museo de Auckland es otra necesidad para aquellos que desean comprender N. Zelanda y su historia. Aparte de las galerías de historia natural, el museo cuenta con una señalada compilación de más de mil tesoros maoríes.

[embedyt] http://www.youtube.com/watch?v=z8-iBprm_oA[/embedyt]

Un día viendo arte en el Museo de Auckland.

El amante del arte moderno tiene lo que quiere en 2 parques al aire libre.

La preciosa isla de Waiheke se halla a solo treinta y cinco minutos en ferry de la urbe y ofrece una visita guiada de Connells Bay Sculpture Park, con treinta obras permanentes de artistas de N. Zelanda. Pero es en las obras de arte naturales que las islas del Golfo Hauraki relucen. Los visitantes pueden aprovechar todo, desde largos almuerzos en las bodegas de la isla o bien a las tardes relajantes en las playas de arena blanca como Oneroa y Onetangi.

Walking By Nature ofrece visitas guiadas a los lugares más atractivos de la isla. La Isla Waiheke ofrece muchas opciones de alojamiento, incluyendo los de lujo de Delamore Lodge.

Más lejos, en el Golfo de Hauraki esta Tiritiri Matangi Island, un santuario de vida silvestre. Sales  en el ferry desde el centro de Auckland y en setenta y cinco minutos ya estas escuchando el canto de los pájaros y explorando las sendas de la isla, el faro y el Centro de Visitantes Tiritiri.

Por más de un siglo, la isla próxima de Rotoroa estaba fuera de los límites, pero hoy se pueden descubrir sus 4 playas areniscas, paseos y edificios históricos, incluyendo una casa de la vieja escuela y la prisión, tomando el recorrido de una hora en ferry desde el centro de Auckland.

+ en: Auckland – it’s time to relax | Auckland: One city. Two worlds | The Guardian

Si quieres un post patrocinado en mis webs, un publireportaje, un banner o cualquier otra presencia publcitaria, puedes escribirme con tu propuesta a johnnyzuri@hotmail.com

Deja un comentario