Casas para ancianos más que futuristas: Es la seguridad

10 mins read

¿Cómo asegurar a los ancianos en su casa? Casas para ancianos más que futuristas: La clave es la seguridad.

Imagínate una casa más que futurista, al estilo de los años 70, pero en la que se cuida a todos los ancianos que viven en ella de forma óptima. Uno puede distinguirla de lo orwelliano, huxleyano o algo así, pero ¿es esto posible con la mirada tecnológica de hoy? ¿Qué pasaría si tuvieran un conjunto de características en su casa que les permitiera vivir sin necesitar ninguna ayuda? Por muy seguro que sea tu barrio o incluso tu edificio, tarde o temprano envejecerás o te encontrarás muy enfermo y dependerás de algún tipo de ayuda para cosas que te parecen tan simples como desplazarte. Un apartamento o una casa para mayores es una comunidad en la que las personas mayores pueden mudarse con un poco más de independencia y no tener que depender tanto de sus hijos. Pero todos y todas queremos vivir en nuestra casa, y a los mayores, tecnologías como las de los salvaescaleras ayudan mucho.

¿Cómo asegurar a los ancianos en su casa? Casas para ancianos más que futuristas: La clave es la seguridad.
¿Cómo asegurar a los ancianos en su casa? Casas para ancianos más que futuristas: La clave es la seguridad.

Ahora la edad media de los mayores que viven en casa, que hasta vuelan en helicóptero y conducen coches eléctricos, está aumentando en todo el mundo. A medida que la tecnología evoluciona, algunas personas prefieren quedarse más tiempo en casa. Algunos creemos que nuestras madres y padres tienen derecho a vivir donde quieran y que, cuando se jubilen, pueden seguir siendo independientes sin tener que trasladarse a una de esas residencias. Se están desarrollando muchas nuevas tecnologías que pueden mantenerlos activos mientras envejecen y no tendrán que salir mucho a la calle, si no quieren, para hacer actividades normales.

La sociedad se está dando cuenta de un hecho sorprendente: Una parte importante de nuestra población, un número cada vez mayor de personas mayores, llega al final de su vida en condiciones cada vez menos frágiles. Pero, aún así, los ancianos necesitan ayuda para vivir de forma independiente en casa durante más tiempo.

Casas para ancianos más que futuristas: Es la seguridad 1

Barreras arquitectónicas: Cómo incluir a las personas con movilidad reducida en su casa

Normalmente no nos damos cuenta, pero los edificios y las casas están llenas de barreras arquitectónicas. Cuando tenemos un problema con nuestra movilidad o la de un familiar, nos damos cuenta de que están ahí y que hay que solucionarlas para que la persona con movilidad reducida pueda moverse por la casa sin correr el riesgo de caídas y lesiones. Las principales barreras arquitectónicas son los escalones, que pueden solucionarse con rampas, las puertas de difícil apertura, que pueden solucionarse con puertas correderas, y las escaleras, que pueden solucionarse con ascensores o salvaescaleras.

Casas para ancianos más que futuristas: Es la seguridad 2

Los ascensores del mañana serán aún más espacios y más bonitos pero seguirán sirviendo para que la gente pueda subir o bajar para llegar a las plantas de los edificios. Gracias a los ascensores y elevadores de hoy en día, fascinantes máquinas, podemos desplazarnos de una planta a otra sin tener que subir ninguna escalera. Gracias a la instalación de ascensores en las viviendas y edificios combinados con controles informáticos y sistemas de seguridad, es más fácil para las personas con problemas de movilidad reducida desplazarse por el interior de su vivienda porque no hay que preocuparse de escalones o escaleras empinadas.

Casas para ancianos más que futuristas: Es la seguridad 3

Puede llevar mucho tiempo y dinero eliminar las barreras arquitectónicas de una casa, pero a la larga puede resultar más barato invertir en un ascensor o una silla elevadora.

Casas para ancianos más que futuristas: Es la seguridad 4

Una vez me contaron que el ascensor fue inventado por Elisha Otis en 1854. No se, tengo que comprobarlo, pero lo cierto es que la palabra ascensor se utiliza para los dispositivos que combinan un polipasto y una escalera y que permiten elevar personas o mercancías a diferentes pisos. Y eso es lo que importa.

Casas para ancianos más que futuristas: Es la seguridad 5

Dice un conocido humorista que los ascensores espaciales son uno de los grandes sueños de la ingeniería: una plataforma móvil que sube a la altura de los satélites y baja de nuevo, transportando personas y carga. Pero que el sueño de los ascensores espaciales ha sido esquivado por varias razones. Cuenta que hay problemas técnicos, como la enorme longitud de cable que se necesita para que sean seguros. Y que también hay problemas económicos, como el coste por kilómetro. Sin embargo, cosas que hace tiempo podrían considerarse como bromas, hoy en día son algo cotidiano que nadie cuestiona, ni se ríe de ellas. En este sentido, apostar por la seguridad de los ancianos en su hogar es algo tan importante que no nos debe generar ningún miedo hacer ciencia ficción, futurismo, y pensar en todas esas ideas novedosas que ya están sobre la mesa.

¿Qué son los salvaescaleras?

Los salvaescaleras son dispositivos mecánicos que se utilizan para subir y bajar personas, sillas de ruedas o incluso pequeñas cargas por las escaleras. Hay dos tipos principales de salvaescaleras: los salvaescaleras de plataforma, que son para transportar una silla de ruedas; y los salvaescaleras o salva sillas, que son los que transportan una silla fija en la que se sienta la persona para subir las escaleras.

Los salvaescaleras o elevadores de escaleras permiten a las personas con movilidad limitada o a las que no pueden subir las escaleras por sí mismos llegar a los pisos que deseen.

Casas para ancianos más que futuristas: Es la seguridad 6

El diseño de estos aparatos elevadores ha evolucionado mucho a lo largo de los años. Los primeros salvaescaleras eran dispositivos muy sencillos que dependían de la mano de obra y de un juego de cuerdas para transportar la carga en los ascensores, mientras que hoy en día existen nuevas máquinas elevadoras que pueden funcionar de forma computerizada o automática.

Casas para ancianos más que futuristas: Es la seguridad 7

Al igual que el antiguo Amphicar, el concept car de Ford de 2004, el Troller T4 y la empresa de vinos Sacco D, las sillas salvaescaleras también han salido de la mente de emprendedores y han entrado en nuestro corazón en el último CES. Lo fascinante de las sillas salvaescaleras es que se están pareciendo cada vez más a nuestra forma de vernos: como individuos y no como máquinas de pedalear que transportan objetos pesados. Se están convirtiendo en dispositivos de transporte individual (los edificios y los coches son los otros tipos de transporte) diseñados para aligerar nuestra carga tanto literal como figurativamente.

Hace veinte años, un inventor creó un dispositivo que podía ajustarse a la altura y el peso de una persona. A continuación, fabricó ese dispositivo utilizando muelles de acero, aluminio y madera para que pudiera subir y bajar escaleras al estar equipado con ruedas a cada lado. También se agregaron unos elevadores mecánicos que pudieran levantar el portador del suelo al pulsar un botón determinado. Fue el principio de todo.

81 / 100

Si quieres un post patrocinado en mis webs, un publireportaje, un banner o cualquier otra presencia publicitaria, puedes escribirme con tu propuesta a direccion@zurired.es

JOHNNY ZURI - EL MEJOR CURADOR RETRO-FUTURISTA DE CONTENIDOS EN VARIOS MULTIUNIVERSOS A LA REDONDA...

HISTORIA PREVIA

Una guía casi futurista del Agua purificada en casa.