Lo black triunfa en Brasil

6 mins read

ES TIEMPO PARA LO BLACK EN BRASIL

Es 2017 y a mediodía de un sábado cualquiera en el distrito norte de Madureira, en Río, y el salón AfroAtitude ha estado lleno por horas. Las mujeres lucen la trenza y los peinados senegaleses. Alessandra Rodrigues dejó un trabajo en una cadena de hamburguesas trabaja ahora en su propio negocio de estética a tiempo completo, aplica trenzas nagô con cordones azules.

La dueña del salón Juliana Marinho manda a un usuario que desea un corte de pelo natural arriba para poder ver a Lola Monteiro y programa a la maquilladora Ana Priscila Vasconcelos para un taller el fin de semana siguiente. Rodrigues, Marinho, Monteiro y Vasconcelos son todos negros. «Nos cuidamos el uno al otro», afirma Marinho.

Lola Monteiro, de treinta y dos años, tiene un salón de belleza en el distrito de Madureira, al norte de Río. «Hace 9 años, cuando admití mi pelo rizado, no encontraba un salón de belleza en el que confiar», afirma Monteiro. ¡No existía! Hoy, mi salón es mi sueño. «

La identidad negra, lo Black en Brasil, históricamente ha traído ganancias. Pero ahora una nueva generación lo está adoptando como nunca antes, no solo para hacer campaña en torno a temas como la educación y la violencia policial, sino más por crear nuevos negocios. Como los que están tras la iniciativa Black Lives Matter’s Backing Black Business en los E.U. y en la tradición de los conceptos de la economía negra de Malcom X.

Mucha gente cree que patrocinar estos negocios de propiedad negra sirve para hacer frente a la desigualdad racial. Es «un paso específico, de corto a medio plazo, mientras que combatimos por grandes transformaciones», afirma el empresario Vítor Del Rey, cofundador de Kilombu, una aplicación que cataloga negocios de propiedad Black en todo el país.

«Estas ideas se han apoderado de los USA, mas solo el trece por ciento de su población es negra», agrega. «Acá, en Brasil, es el cincuenta y cuatro por ciento, suficiente para hacer muchos millonarios brasileiros negros».

Hace 5 años, la discusión sobre el empoderamiento económico de los negros en Brasil se centró en los incentivos gubernativos para las «microempresas» de una sola persona. Ahora el movimiento empresarial negro avanza en el ámbito privado, pese a una recesión, para incluir centros de trabajo, incubadoras… Y hay un esfuerzo por crear un Sillicon Valley Negro-Brasileiro en la nórdica urbe de Salvador. Entre dos mil tres y dos mil trece, el número de pequeños empresarios negros en Brasil subió en un trece por ciento.

Se han visto más progresos en los últimos 5 años que en los últimos veinte en lo relativo a la sofisticación del movimiento empresarial negro. Anderson França, quien desde hace un buen tiempo entrena a empresarios de diferentes razas de las afueras pobres de Río, acredita el acceso a teléfonos inteligentes de los brasileiros que se han levantado últimamente hasta la clase media.

En dos mil dieciséis hubo una campaña de medios sociales con el leimotiv «Si no me veo representado, no compraré».

La representación viene ahora de múltiples maneras. Hay empresarios negros, como los dueños de salones de belleza, que sirven a una necesidad particular de los negros. Mas otros sirven a un conjunto demográfico más extenso. Por servirnos de un ejemplo, en Brasil, USA, Europa y África, los viajeros pueden reservar habitaciones en diaspora.black, que sirve a personas curiosas sobre la cultura negra (con independencia de la raza).

La semejanza entre los nuevos emprendimientos es que valoran la historia y el sentido de la comunidad negra de Brasil. Todas y cada una estas cualidades son perceptibles en el protegido de Francia, Thais Ferreira, que choca con la raza y la política con su remolque de comida de pollo frito en el distrito de Vila da Penha en el norte de Río. Ella ofrece empleos a los negros brasileiros que no han encontrado trabajo en otro sitio. En Madureira, el estudio de grabación Black-owned DUTO es el primer sello discográfico en firmar un contrato multiusuario de música urbana con Universal Music Brasil. Las dos compañías se pueden localizar en Kilombu de Del Rey, la aplicación de Páginas Amarillas para negocios negros.

Jonathas Pereira da Silva, de veintisiete años, sirve pollo frito en un remolque en una calle popular. ¿Quieres saber más cosas? Infórmate sobre AfroBusiness Brasil, con sede en São Paulo, y del acelerador BlackRock, que financia empresas Black

Si quieres un post patrocinado en mis webs, un publireportaje, un banner o cualquier otra presencia publicitaria, puedes escribirme con tu propuesta a direccion@zurired.es

JOHNNY ZURI - EL MEJOR CURADOR DE CONTENIDOS DEL MUNDO

HISTORIA PREVIA

Sexta Edición de MULAFEST - Retorno a los orígenes

NUEVA HISTORIA

El carisma y la eficacia no se llevan bien