Rita Segato no sitúa al hombre como contrincante sino más bien como víctima del machismo

3 mins read

Rita Segato no sitúa al hombre como contrincante sino más bien como víctima del machismo 1

En contraposición a determinados ámbitos del feminismo Rita Segato no sitúa al hombre como contrincante sino más bien como víctima del machismo y los ordenes patriarcales. Plantea la categoría de falta de poder como una condición socialmente transversal que afecta a todos y cada uno de los hombres bajo manifestaciones distintas. Partiendo de ahí no establece distinciones de clase en el momento de proponer el norte y las coaliciones sociales precisas en la lucha contra el machismo, distanciándose de esta manera del marxismo con el que acepta explícitamente no tener la pretensión de entablar un diálogo crítico.

Su propuesta, como ella misma la define, es la de un feminismo “no utópico sino más bien tópico”, práctico, que no pretende convertir las estructuras sociales de raíz sino más bien irla mejorando aquí y ahora. Una perspectiva que recae sobre el mero voluntarismo como factor de transformación, a través de la utilización de lo que llama “tecnologías de la sociabilidad” intrínsecas a las mujeres.

Problematizando como debe pensarse la violencia más atroz ejercida contra las mujeres, estableces una definición que choca con las propuestas por una Justicia que pone esta violencia en el campo privado, como contestación a un mero estímulo sexual, de líbido.

Su propuesta debe ver con “politizar el cuerpo de las mujeres”. La violencia sexista en su lectura es política, por el hecho de que el patriarcado es una noción política, una forma de opresión de dominación con un conjunto de normativas y valores que son totalmente políticos. En la fase actual del capital, una fase que es de acumulación y concentración, precisa de personalidades funcionales al capitalismo. Hay una programación de la subjetividad para reducir los umbrales de la empatía. El acto violento sobre las mujeres es un mensaje de jurisdicción, de soberanía jurisdiccional, de control jurisdiccional que se hace muy eficazmente en el cuerpo de las mujeres.

+ en: “Tenemos que transformar nuestra existencia y eso no se puede hacer desde el Estado”

 

Si quieres un post patrocinado en mis webs, un publireportaje, un banner o cualquier otra presencia publicitaria, puedes escribirme con tu propuesta a direccion@zurired.es

JOHNNY ZURI - EL MEJOR CURADOR DE CONTENIDOS DEL MUNDO

HISTORIA PREVIA

El liberalismo de izquierdas ¿la nueva socialdemocracia?

NUEVA HISTORIA

La anarquista Audrey Tang, ministra de Taiwan, impulsa políticas de poder ciudadano